¿Cómo calcular la vestibilidad de tu confección de moda?6 min read

En esta publicación te hablaremos sobre vestibilidad y te contaremos cómo fabricar prendas más cómodas y elegantes, ¡haciendo que tus clientes se sientan más bellos y cómodos dentro de las piezas que creas!

¿Qué es la vestibilidad?

La vestibilidad es un concepto de moda que se refiere a la calidad o estado de lo que se puede usar.

También puede entenderse como la cualidad de vestir, es decir, la capacidad de la ropa para ajustarse cómodamente al cuerpo y permitir la libertad de movimiento.

La vestibilidad es esencial en el desarrollo de un producto de vestir, ya que permite que una prenda tenga un buen calce y ofrece comodidad de uso e, intrínsecamente, más autoestima.

¿Cómo tomar medidas?

La forma correcta de tomar medidas para la confección de una prenda es a través de la vestibilidad. La forma más sencilla y menos precisa de realizar esta técnica es agregar dos dedos dentro de la cinta al medir el cuerpo que llevará la ropa.

Por lo que la medida ya incluiría cierta vestibilidad, pero esta técnica es solo para algunos tipos de ropa. Cuando se trata de una pieza más ajustada o muy sobredimensionada, este margen de dos dedos puede deformar la medida de la persona y provocar defectos en las piezas finales.

En este caso nos referimos a un modelado a medida, un modelo correctamente realizado y ensamblado. Debemos tener en cuenta que cada capa de ropa en el cuerpo tiene un valor de vestibilidad diferente a considerar. Para ello existen tablas de vestibilidad que pueden servir de guía:

¿Cuál es la importancia de la holgura de vestibilidad?

La holgura es fundamental para la elaboración de una pieza cómoda y además para que caiga bien en el cliente y pueda, así, generarle una mayor satisfacción. Es un factor que debe evaluarse constantemente, mediante la actualización de las tablas de medidas, evitando que queden obsoletas, y también siendo conscientes de las diferencias existentes en piezas del mismo tamaño.

¿Cómo usar la holgura de vestibilidad en la práctica?

Otro punto relevante a tener en cuenta a la hora de tomar medidas y pensar en modelar es la holgura de vestibilidad.

Para la construcción de un molde normalmente se utiliza la medida de 1/4 de la mayor circunferencia de tu cuerpo, que tenga relación con el molde que vas a realizar. Digamos que tienes un busto de 100 centímetros: vas a tomar estos 100 centímetros, los vas a dividir por cuatro, lo que te dará 25; esos 25 son ¼ (un cuarto) de la medida de tu cuerpo.

Si haces una blusa en tela plana, con las medidas exactas de tu cuerpo; probablemente no podrás usar esta blusa, si lo haces podría estar aplastando el pecho.

Cuando una blusa está hecha con una tela que no se estira y el cuerpo que la va a llevar tiene exactamente la misma medida lo que va a pasar es que uno de los dos tendrá que ceder. Si este tejido tiene elasticidad, no habrá problema, pero si el tejido es “más duro”, lo que hará es forzar al cuerpo que lo recibe.

Por lo tanto, se agrega la holgura de vestibilidad, que en el ejemplo anterior, en el que se utiliza 1/4 de la medida -25 centímetros-, la prenda sería de 26 centímetros. En el total será de 4 centímetros cuando juntemos todo. Es decir, quedarán 4 centímetros de holgura, que es suficiente para llevar la prenda sin aplanar el cuerpo.

¿Los tejidos influyen en la medida de holgura de vestibilidad?

Como prácticamente ningún tejido tiene naturalmente la elasticidad suficiente para seguir los movimientos del cuerpo, a menudo se añade elastano a su composición. Sin embargo, hay tejidos como los de punto que ya tienen su propia elasticidad.

Como la vestibilidad está relacionada con la interacción de la prenda con el cuerpo, es necesario tener en cuenta el material con el que se desarrollará, para obtener un mejor resultado final.

Aquellas piezas diseñadas para ser más ceñidas al cuerpo, por ejemplo, requieren un valor de vestibilidad, a veces incluso negativo, porque necesitamos que el tejido se estire al tocar el cuerpo.

Sin embargo, en el caso de fabricar un abrigo de invierno, en el que se utilice un tejido pesado, es necesario tener en cuenta sus diversas capas como el forro, el relleno, y que seguirá utilizándose sobre otras prendas. En este caso, el valor de vestibilidad será mucho mayor.

Consejos efectivos para hacer patrones:

Aquí hay algunos consejos a tener en cuenta al hacer un patrón de vestibilidad

1. Ten en cuenta la holgura de vestibilidad

Como explicamos anteriormente, siempre es bueno tener una medida de holgura, ya sea dos dedos, o una medida más precisa que se calculará de acuerdo con la tela utilizada y el tipo de ropa a realizar.

2. Toma las medidas ceñidas al cuerpo

Las medidas deben basarse fielmente en el tamaño del cuerpo a vestir y, como cada cuerpo es diferente, lo ideal es que este molde se construya de la forma más estilizada posible.

3. Invierte en el papel adecuado

El papel adecuado para realizar un patrón es aquel que presente tanto resistencia, ya que será manipulado varias veces, como adaptabilidad, dado que servirá como prototipo del tejido a trabajar. No puede ser demasiado resbaladizo, para facilitar su alojamiento sobre el tejido a la hora de trasladarle el diseño.

4. Usa una buena regla de modelado

No menos importante es contar con una regla adecuada, que preferentemente sea de un material algo maleable para ajustarse a las formas del cuerpo.

Descubre los productos Audaces que te pueden ayudar a la hora de hacer moldes

Considerando que el modelado manual es un proceso más lento y complicado, especialmente en la etapa de clasificación de patrones, y que algunos moldes deben rehacerse cuando detectamos errores, Audaces desarrolló un software CAD para que el modelado se pueda hacer y arreglar más rápido.

El Software Audaces Patrones es una solución inteligente e intuitiva para el modelado digital. Es una herramienta CAD con tecnología 100% basada en el conocimiento y lenguaje de los procesos manuales que realizan los patronistas.

Por lo tanto, el proceso se sigue haciendo con los mismos pasos que el analógico, en todos sus términos y etapas, pero en este caso se construirá de forma digital e inmediata.

Conclusión

Por lo tanto, la vestibilidad es importante en el sentido de que es a través de ella que se genera la capacidad de la ropa para ser usada.

Si el modelado se basa en las medidas del cuerpo, debe asegurarse de que el cuerpo pueda moverse libremente y que la ropa no sea incómoda. Por eso, cuando se habla de belleza y comodidad en una prenda, es fundamental tener presente este concepto tan importante para la industria textil.

Sobre el Autor

Audaces

Audaces es una referencia mundial en el desarrollo de soluciones innovadoras para el sector de la moda, integrando procesos, personas y tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Buscando algo?
Buscar

Más reciente

Artículos relacionados