San Valentín: de la historia a la creación de moda12 min read

El mes de febrero en muchos países es marcado por las celebraciones de San Valentín. La fecha de 14 de febrero, onomástico del santo, es el día elegido para celebrar el amor.

Aunque sea una fiesta cristiana, puesto que San Valentín es un santo reconocidamente católico, hay muchos expertos que dicen que las raíces de la celebración remontan a tiempos más antiguos.

Raíces precristianas

El actual día de San Valentín posiblemente tiene sus orígenes en las Fiestas Lupercales o Lupercalia, una festividad de tres días de la Antigua Roma. Éstas hacían honor a Lupercus, el protector de los pastores y de los rebaños. Cómo el nombre se origina de lupus, que en latín significa lobo, también se sugiere que esta fiesta estaba conectada con la loba legendaria que habrá amamantado a Rómulo y Remo, los gemelos fundadores de Roma.

Esta fiesta pagana también marcaba el inicio de la primavera y celebraba la fertilidad, asociándose también al dios Fauno. Cómo parte de la celebración, hombres desnudos formaban una procesión donde azotaban simbólicamente, con unas tiras hechas con la piel de una cabra recién inmolada, las manos y espaldas de las mujeres que se disponían a participar de la ceremonia. Se trataba de un ritual para la fecundidad además de un acto de purificación. Se creía que estos golpes concedían fertilidad a las mujeres.

Lupercalia
Lupercalia, Andrea Camassei (1602-1649), óleo sobre lienzo, 238 x 366 cm, Madrid, Museo del Prado

Conversión Cristiana

En el año 494, el papa Gelasio I prohibió y condenó la celebración pagana de las Lupercales. Así como ya había ocurrido con otras celebraciones, Lupercalia se convirtió en una festividad cristiana.

El día de San Valentín, que se celebra el 14 de febrero en muchos países del mundo, es una conmemoración a las buenas obras realizadas por San Valentín de Roma, que evocan los conceptos universales de amor y amistad.

Como toda buena historia, la de San Valentín también está envuelta en la bruma de la leyenda.

Orígenes

Los orígenes de la tradición remontan al siglo III, con el cristianismo en franca expansión y los intentos romanos de frenarlo, pues amenazaba la estabilidad del Imperio. En aquella época el emperador Claudio II prohibió el matrimonio porque a su juicio los solteros sin hijos serían mejores soldados. San Valentín era entonces un sacerdote que, pese a la prohibición romana, se dedicaba a casar a las parejas en secreto, según el rito católico.

Al ser descubierto, Valentín fue sometido a martirio y terminó decapitado en el 14 de febrero de 270 – de ahí la fecha de celebración.

Para aumentar todavía más la leyenda, hay una versión que cuenta que cuando estuvo apresado Valentín se enamoró de la hija del carcelero y antes de morir le entregó una carta de amor que firmaba como “de tu Valentín”. Dicen que es este el origen de la tradición de enviar cartas o postales de amor entre los enamorados a cada 14 de febrero.

San Valentín
San Valentín celebrando una boda

Amor Romántico

Aunque poco se pueda comprobar de la veracidad de estos recuentos, fue probablemente durante la Edad Media cuando se asoció el amor romántico a la figura de San Valentín. De ahí se fabrica definitivamente la leyenda del patrón de los enamorados que llega hasta nuestros días.

Día de San Valentín: ¿reconocido o no por la Iglesia?

La festividad de San Valentín se borró del calendario de la Iglesia Católica en el año 1969. Esto se debió a un intento por eliminar del santoral a aquellos santos de un origen posiblemente legendario.

Sin embargo, en el 2014, el papa Francisco participó en la celebración de San Valentín, en un claro intento por devolverle el sentido religioso a esta festividad.

Actualidad

Si las historias son verdaderas o no pasan de leyendas ya no importa tanto. En la actualidad el día de san Valentín se ha transfigurado en un evento cultural significativo que mescla los aspectos religiosos del santo con los aspectos laicos del amor y amistad.

Más que todo, se ha convertido en una importante fecha comercial. Repudiada por algunos y adorada por muchos, hay, con seguridad, mucho que podemos pensar con respeto a la simbología de la ocasión.

Celebrar el amor

Para los que saben apreciar los importantes momentos de la vida, la fecha puede significar una oportunidad a más para celebrar aspectos del amor, ya sea en su matiz pasional o de amistad verdadera. Puede ser una buena ocasión para dar un alto en la rutina y el ajetreo del día a día para vivir un momento especial al lado de quien se ama. ¡Los románticos saben de sobra que el amor se alimenta con momentos especiales!

El amor en la pandemia

Sí, es cierto que hemos cambiado nuestras vidas drásticamente en los últimos meses. Por veces nos hemos dejado tomar por el miedo, por el dolor de perder amigo o familiares, por las crisis económicas y la incertidumbre sobre el futuro. Sin embargo, la vida nos exige que recobremos fuerzas y volvamos a vivirla.

San Valentín puede ser la celebración perfecta para evadirnos un poco de los problemas y pasar un rato agradable en pareja.

Si este año no será posible hacer un viaje romántico o ir al restaurante favorito, ¿qué tal valorar la tranquilidad del hogar y momentos de intimidad? Claro, sin que eso signifique renunciar a los detalles románticos como una buena decoración con flores, velas, corazones y una buena cena. ¡Aunque sea pedida en domicilio!

Amor en la pandemia
Amor en la pandemia

¿Amor o Día del consumo?

Para los que creen que San Valentín se ha convertido en un día de mercado de consumo que presiona la gente a consumir lo innecesario y a comparar el amor al valor de los regalos, quizás la pandemia haya servido para mostrar la necesidad de retomar la calidad del contacto con nuestros seres queridos.

De hecho, según el estudio de IPG Mediabrands, para el 93% de la población, los amigos, familiares y parejas son, este año, más importantes que nunca!

En la búsqueda por conexiones más profundas, ¿quizás logremos hacer de San Valentín un día más volcado a expresar sentimientos y menos dado al consumo?

¡Mira ese video e inspírate!

Amor o consumismo: ante esta dicotomía, la visión de este hombre quizás nos pueda dar algo de luz.

Predisposición al consumo

Independientemente de sus creencias y opciones personales con respeto al Día de San Valentín, es cierto que se ha convertido en uno de los grandes negocios del Siglo XX.

Y aunque la preferencia de compras sea por flores – sobretodo rosas -, chocolates, joyas y perfumes, combinadas o no con cenas románticas, las ventas de otros productos han ido ganando protagonismo.

La fecha es especial porque crea una predisposición al consumo, como explica la profesora de Marketing de la Deusto Business School, María García Feijóo:

“En San Valentín las marcas aprovechan algo que en el comportamiento del consumidor se llama rituales. Un ritual es un hito, un hecho simbólico. Es un momento concreto, muy fácil de recordar, al que se asocian unos actos de celebración, entre los que está demostrar cariño y hacer regalos. Hay una predisposición a la compra, que las marcas tratan de captar.”

¡Esto, está claro, significa una buena oportunidad para el mundo de la moda!

San Valentín en la Moda

San Valentín puede ser una excelente oportunidad para la creación de una colección cápsula.

Esa es la visión de Stradivarius. Con el eslogan: “Love? I prefer Teddies and Friends” la marca low cost lanzó una colección de camisetas especialmente para la fecha. La frase alude a los peluches, que son uno de los regalos favoritos entre enamorados, pero también se acerca al público que cree que el amor está sobrevalorado en esta fecha: “prefiero amigos”, dice la marca. Son cinco camisetas de look casual, con ilustraciones de peluches donde se destacan los tonos rosados y malva, el pantone de moda.

Stradivarius celebra San Valentín con Colección Cápsula inspirada en los Teddy Bears

Rojo

En contrapartida Zara, la marca por excelencia del fast fashion, ha apostado en una colección cápsula donde el rojo, color de la pasión, es el verdadero protagonista. La colección se llama “Love” e invade toda y cada una de las secciones de la firma. O sea, una verdadera colección transversal, que propone desde ropa de calle con un abrigo de lana con patrón oversize hasta ropa interior e incluso pinta labios. Puede definirse la colección como empoderamiento y sensualidad, puesto que el rojo nos remete al amor pasional, pero también a la fuerza y la feminidad.

Conjunto Zara
Conjunto de top y pantalones en satén rojo de la colección ‘Love’ de Zara

Muy sexy

De la inspiración nostálgica e ingenua de los peluches, al color de la pasión llegamos a las campañas con tono muy sexy.

Esta fue la apuesta de la lencería de la marca Skims para este año. La modelo Kendall Jenner se convirtió en tendencia al protagonizar la campaña de San Valentín de la empresa. En realidad, lo que se tornó viral fueron dos imágenes que la modelo publicó en su cuenta de Instagram. En ellas se puede apreciar la modelo posando frente a los fotógrafos. Se puede ver no apenas la lencería sexy, pero también el cuerpo muy delineado y tonificado de Kendall. Evidentemente estas fotografías provocaron innumerables reacciones y comentarios.

¿Habrá sido una inocente publicación de la modelo o una estrategia de marketing?

Lencería Skims
Kendall Jenner posó en lencería (Foto: Instagram@kendalljenner)

¿Cómo su marca puede emprender en fechas especiales?

Aparte de pensar en colecciones que puedan cautivar el público y lanzar tendencias – o provocaciones – en fechas como el Día de San Valentín, es importante tener en cuenta que se tratan de oportunidades para ir más allá del simple consumo. En otras palabras, es importante establecer relaciones con el público.

Como enseña la profesora de Marketing María García Feijóo:

“Las marcas han de tener en cuenta que no solo es un momento para estimular la compra, sino que también puede ser una oportunidad para generar relaciones positivas con el público: se puede enviar una felicitación, regalar un dulce con cada compra, etcétera”.

Para eso es importante que se conozca muy bien el nicho de mercado con el cual se está trabajando y que se cree estrategias prácticas para potenciar el negocio en el mercado de moda.

¡Sea audacioso, creativo y conectado a las tendencias del mercado!

Audaces presenta varias soluciones que pueden ayudarle en el proceso de optimizar y modernizar su confección. Puede hablar con uno de nuestros consultores para verificar cuál puede ser la mejor solución para llevar su negocio a la Industria 4.0.

Para recibir materiales de interés del mundo de la moda, puede suscribirse a la newsletter de AUDACES. Así recibirá más contenidos como este directamente en su correo electrónico.

Haga clic AQUÍ!

AUDACES le desea un feliz Día de San Valentín, recordando que el amor es diverso, ¡pero siempre especial en cada una de sus manifestaciones!

Y nos quedamos con Jorge Luis Borges:

«Con el tiempo aprendes la sutil diferencia entre tomar la mano de alguien y encadenar un alma».

Velas de San valentín
Celebrar en amor en toda su diversidad


Sobre el Autor

Audaces

Audaces es una referencia mundial en el desarrollo de soluciones innovadoras para el sector de la moda, integrando procesos, personas y tecnología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Buscando algo?
Buscar

Más reciente

Artículos relacionados